Crónica segunda jornada

 

 (Los que puntuaron, calmando su sed con bebidas sanas, no salen las raciones por no dar envidia. Falta uno por méritos propios)

CRÓNICA SEGUNDA RONDA LIGA ACTIVA MÓSTOLES “B” 

   Pues esta vez nos tocó jugar contra el Ciudad de los Ángeles “B”. El que tengan el apellido “B” como nosotros, hombre, pues en principio suena bien, no augura paliza la cosa, como cuando juegas con el “A” de otro club. Un día de estos nos haremos mayores y seremos “A” y entonces ya veremos…

   Pero mientras llega este momento, queda relatar cómo nos fue contra este equipo, formado por jóvenes jugadores, y que al igual que los rivales del encuentro anterior, también fueron majetes y dio gusto jugar contra ellos, y si encima puntuamos 5-3 como fue el caso, pues todavía mejor.

   Llegamos casi 15 minutos antes de la hora, con lo que nos dio tiempo a tomar unos cafeses y cocacolas antes de ir a la lucha. Después de esto, intentamos entrar en la dirección que indica en la web de la Federación, calle Bohemios 13, que da a un bonito portal con un portero automático que no funciona y menos mal que tenía el teléfono del Delegado para que nos abriera, ante lo cual bajo por la CALLE LA DEL MANOJO DE ROSAS, que es donde está la verdadera entrada y nos guió al local. Digo esto por si al A le tocara jugar contra ellos, que si no quieren poner otra estrofa a la canción de Marieta, la Bella, la Traidora, en la forma “… y pegado al telefonillo hice el gilipollas, madre…” pues eso, que no hagan caso a la información oficial de la Federación y entren por el otro lado, que es la otra punta del edificio.

   Pues nada, después de ser guiados al sitio correcto jugamos y el primer encuentro ganamos  (me incluyo porque me sentaron en una silla) por 3 a 1.  El tío Eux perdió en la mesa 1 por tiempo, aunque cuando le quedaban 30 segundos cayó en un truquito táctico y perdió pieza y de todo cuando, hablando con él en confianza, me asegura a mi mismo que estaba mejor y tal, aunque siempre que hablo con él en confianza me suele decir eso, con lo que ya no me creo lo que me digo y pienso seguramente con razón, que a ver si va a tener que ver con las neuronas, pero después de volver a hablar conmigo lo descarto, entrando en un ridículo bucle.

   Tablero 2, 3 y 4.  Pues ganaron bien y más o menos fácil, Enrique en el 3 encima rápido. Todo fue tan rápido y no me di cuenta como, que por eso he rellenado conmigo la parte de la crónica, para hacer bulto (bueno y también ese afán de protagonismo, que aunque lejos de mi, a veces sale, je je).

   Segunda ronda. Volvemos a jugar los mismos, contra los mismos, en los mismos tableros. Esto que parece que tendría que dar los mismos resultados, pues en parte sí. El gañán del tablero 1 palma again, esta vez no por tiempo, sino cuando tenía pieza de más la cambia para que un peoncete propio llegue a 7ª y se quede ahí hasta que se lo comieron, no culminando lo pensado por Tío Eux que llegaría a 8ª y cambiara de sexo y sería una hermosa dama. Eux por tanto conoció dos variantes en la forma de puntuar “0” en sus partidas.

   En la partida de Jorge, hay lucha, pero se cuelga una pieza y aunque quiso aguantar, acabó perdiendo, por lo menos en la primera lo hizo bien lo que le honra, no como a otros. Pues una de cal y otra de arena, que es humano. Partida de Enrique, pues en esta partida vuelve a ganar de forma fulminante, en pocas jugadasy menos tiempo que anteriormente, un paseo militar, quizá anticipándose a la Fiesta del día 12, pero sin cabra, aunque se apellide cabrera. Aquí falla el que no tiene cabras y no es chica, (lo de la cabra es por lo de la Legión, que desfila el día 12, y como no ví su partida, pues que mejor que una bella parida para rellenar).  Partida de «D. Nuevo». Este nick provisional para nuestro amigo, le durará esta competición, luego le nombraremos como si fuera una persona por su nombre, pero mientras pasa este noviciado, pues así se queda. Partida interesante esta segunda de la mañana, cuarta en el club de nuestro nuevo amigo. Complicaciones tácticas toda la partida y mejor en ella, hasta que llega el momento culminante en que hace una jugada que parece definitiva, salvo por un pequeño detalle sin importancia SE DEJA MATE EN UNA, el rival, con dos minutos de tiempo, consume minuto y algo en pensar que hacer. Los espectadores conteniendo la respiración, tanto los de un bando como los del otro. Nuestro jugador seguro de su victoria, el rival pensando y pensando ¡qué momento!, parece que.. si, va a mover , ¡o no! , ¡va a mover!, vemos con espectación como ese palo grande que le cuelga del hombro, mueve los 5 palitos pequeños que tiene al final, agarra con ellos una pieza y….   NO DA EL MATE EN UNA, cara de haba una mitad de los espectadores,  gracias a San empanadillo por la otra mitad…   Y GANAMOS, SI GANAMOS ESA PARTIDA, LEVANTANDO ESE SET BALL EN UNA QUE TENÍA EL RIVAL, con lo qu el encuentro segundo se empata.  San Empanadillo volvió a protegernos con su manto lleno de aceite de freir.

Pues eso emoción en esta partida y 5 a 3, ole y ole. Otra consecuencia, que el Tío Eux abre la puerta de la nevera y se mete en ella un mínimo de una jornada, lo que básicamente se llama efectos colaterales.

Fin de la crónica 2

 (aquí están los que puntuaron tomando alguna cosilla, sana por supuesto, algún día pondremos algo de ajedrez)