EL PEÓN REVOLTOSO

Según el Diccionario de la Real Academia Española la palabra “revoltoso” tiene numerosas acepciones que van desde  agitador y amotinado a travieso, rebelde, inquieto hasta el calificativo más suave de sagaz y sutil. Y también, dentro de la riqueza de nuestro idioma, significa insurrecto, revolucionario, sedicioso y subversivo.

¿En cual de esos calificativos situaremos esta nueva sección de El Peón Revoltoso?  Pues primero inquieto, pues será nuestra constante la inquietud por superarnos día a día, segundo sutil pues seremos agudos, perpiscaces e ingeniosos y tercero sagaz porque trataremos de ser muy prudentes en toda la información que demos para lograr calar hondo en el lector. Y, por supuesto, no faltará el humor. queremos que esta nueva sección os entretenga e ilustre por su información  y os haga sonreír de vez en cuando.

El Peón Revoltoso esta abierto a todos los socios. Podéis enviar  vuestras colaboraciones para publicar a esta dirección araguilar@ono.com . Estamos deseando que eso ocurra y podamos, entre todos, hacer de este peoncejo revoltosín una sección entretenida de nuestra Web.

Los jueves son un día especial en nuestra sala de juego. Allí prevalece el peinar canas (los que pueden) porque otros tienen la azotea más pelada que el desierto del Sáhara. Se respira sabiduría, experiencia. A primera vista puede parecer el salón de juego de cualquier residencia, pero no, son los nuestros, los del Club, los que fueron y siguen estando al pie del cañón y con más ganas y entusiasmo que algunos de nuestros chavales y otros menos jóvenes.

Y el aire que se respira tiene, como dice la célebre sevillana, un sabor especial. Flota en el ambiente un conglomerado entrecruzado de ideas, de variantes, de combinaciones, de jugadas magistrales (que algunos conservan aún lo que tuvieron) y de otras no tanto. Pero da gusto. Mucho silencio, mucha tranquilidad, clavados en sus mesas (porque a muchos,  si se levantan,  siempre le duele algo). No suelen jugar de competición, pero si muchas amistosas. Desde aquí rompemos una lanza por los jueves del cluss y os animamos a todos los que os comienzan a pesar las piernas os paséis por la sala y comprobéis, eso seguro,  como vuelan la imaginación y las ideas combinativas sin límite. A veces se observan despistes lógicos por la edad por fallo en el cálculo de una variante complicada pero, en otras ocasiones, os lo aseguro, se  ven  obras  de arte combinativo, con sacrificios incluídos, que nos deja maravillados. ¡Que bien juegan, a veces, los abuelos del Club!

COSAS QUE DEBERÍAS SABER

Desde poco antes de la década de los 80 ya existía en Móstoles un Club de Ajedrez, sito en la antigua Casa de la Cultura que estaba frente a la Ermita de Nuestra Señora de los Santos (edifico ya derribado y sobre el que se ha construido la actual sede municipal de Participación Ciudadana).  El citado Club Móstoles tuvo su local posteriormente en el Polideportivo Joan Miró  y durante varias temporadas participó en la Liga federativa y organizó algunos torneos individuales, dos de los cuales fueron arbitrados por el que esto escribe,  a la sazón Secretario y Vicepresidente de la otrora Federación Castellana, hoy Madrileña. Entonces ya era pieza importante en el Club nuestro querido y admirado veterano insignia D. Ángel Rodriguez. Pues bien, todo marchaba correctamente hasta que, por una mala gestión y razones que no son del caso comentar ahora, el Club quedó descabezado y en vías de desaparición. Fue entonces cuando unos cuantos socios tomamos la decisión de tomar cartas en el asunto para lograr la subsistencia del Club. Tuvimos que comenzar de cero ya que, tras la desaparición del hasta entonces presidente no quedaron archivos ni documentación alguna en la que constara nuestras actividades anteriores u otros datos de interés. Y también hubo que que superar muchas dificultades, sobre todo volver a recuperar nuestra credibilidad ante el Ayuntamiento. Así las cosas, el 29 de Junio de 1989, tras varias reuniones y gestiones previas , y, tras previa convocatoria, la Mesa Electoral de la Agrupación nombró Presidente de la misma a Antonio Aguilar quedando compuesta la Junta Directiva por los siguientes miembros:

Presidente: Antonio Aguilar Melián

Vicepresidente: Eugenio Leal Barrios

Secretario: Antonio Fuentes Arjona

Tesorero: Miguél Ángel Carrasco Margalef

Vocal: Luis Rodriguez Moraleda

Vocal: Pedro del Amo Delgado

Posteriormente, y en breves días, se fueron incorporando como socios nombres de peso que tuvieron mucho que ver en la buena cosecha de esta nueva etapa,  como los de Eusebio Huerta, Miguel López,  Miguel Ángel Martin y Javier Moreno, a los que pronto se agregaron Francisco Durán, Francisco de la Fuente y Antonio Sanz. La Agrupación  quedó inscrita en el Registro de Asociaciones del Ayuntamiento de Móstoles y el 28-6-1989 en el Registro de Asociaciones Deportivas de la Comunidad de Madrid y, el 11-9-89 en el Censo de entidades Jurídicas del Ministerio de Hacienda, con lo que nuestro Club adquirió de pleno derecho la legalización jurídica de la que carecía.

Una de Bobby Fischer

Todos sabíamos que el campeonísimo Bobby Fischer ha sido si no el mejor uno de los más grandes jugadores de la historia del Ajedrez. Y siempre parece que ha transmitido en todas sus fotografías que conocemos un aire de cierta seriedad. Pero en esta anécdota, por cierto muy conocida,  nos demuestra todo lo contrario. Un fino sentido del humor.

El hecho se produjo en una de las muchas sesiones de simultáneas que dio a lo largo de su carrera. En una de las partidas capturó la Dama de su adversario y, cuando pasó a la siguiente partida, éste, no corto ni perezoso,la volvió a poner en el tablero en distinto lugar de donde estaba. Y comentó con un espectador; “Ya verás, con tantas partidas, este no se da ni cuenta”. Así las cosas, cuando a Bobby le llegó el turno otra vez, pareció que, efectivamente no se había enterado de la trampa. Siguió jugando tranquilamente ante la contenida risa de su adversario. Y ocurrió que, varias jugadas más tarde, Bobby volvió a capturarle otra vez la Dama. pero esta vez, en vez de dejarla en la mesa, se la metió tranquilamente en el bolsillo y se fue a jugar con el siguiente tablero.

Miguel Najdorf, una prodigiosa memoria

A cualquier jugador de ajedrez nos ha maravillado siempre la modalidad de partidas a la ciega que exige al jugador una elevada dosis de concentración y un enorme esfuerzo mental. De hecho el mismísimo Kasparov siempre ha rechazado jugar este tipo de partidas aduciendo que lleva la mente a un peligroso estado de agotamiento. De todos modos muchos grandes maestros de gran prestigio mundial se han atrevido a practicar este sistema y a jugar partidas simultáneas. Y, entre todos, ha destacado el Gran Maestro Miguel Najdorf que, el 24 de Enero de 1947, estableció en Brasil un record mundial que nunca le fue homologado por no haber sido registrado en su día por árbitros internacionales. Aquel día jugó contra 45 tableros ganando 39, con 4 tablas y sólo 2 perdidas. y no satisfecho con esta hazaña, dando una nueva muestra de asombro, 24 horas después de la exhibición fue capaz de reproducir una a una las 45 partidas con total exactitud.

Esta sesión de simultáneas a la ciega pasó también a la historia por ser la de más duración que se recuerda. Estuvo jugándose 23 horas y 25 minutos, desde las 20 horas del 24 de Enero hasta las 19 horas 25 minutos del día siguiente. Y, en realidad, jugó contra 83 jugadores diferentes pues, por la duración horaria y el agotamiento, muchos jugadores nuevos fueron reemplazando a los que no podían continuar las partidas.


FRANCISCO JOSÉ PÉREZ, el prodigio español a la ciega.

Francisco J. Pérez puede que sea un gran desconocido para los más jóvenes del Club. Pero estamos hablando del Maestro Internacional Campeón de España en 1948, 1954 y 1960 y Campeón de Castilla en 1941, 1943, 1946, 1947 y 1949.  Francisco J. Pérez tuvo su apogeo en España en la época de los Medina, Pomar, Torán, Díez del Corral etc. Con España participó en las Olimpiadas de Munich y Leipzig.  Nació en Vigo el 8-9-1920 y falleció en La Habana el 20-9-1999.  En 1960, siendo Campeón de España  fue  invitado a participar en el Memorial Capablanca en La Habana, no obteniendo permiso de las autoridades deportivas para desplazarse lo que hizo de todas formas. Fue sancionado con 3 años de prohibición para jugar en España. Pero él ya se estableció en Cuba definitivamente y allí se casó. Obtenida la doble nacionalidad llegó a representar a Cuba en la Olimpiada de Tel-Aviv. Entre otros éxitos importantes ganó el Torneo Zonal del Caribe de 1963. Pero el motivo principal de traerlo a esta página es el haber sido considerado el mejor jugador a la ciega español. De hecho, en 1956, en el Círculo de la Unión Mercantil e Industrial de Madrid estableció el récord español de la modalidad al enfrentarse a 25 tableros con el resultado de +20 =4 – 1. Curiosamente, el que esto escribe, fue uno de los que lograron hacer tablas. Recuerdo perfectamente que me hizo el Gambito de Rey y mi satisfacción cuando nos estrechamos la mano acordando tablas. Y no se me olvidará nunca cuando llegaba a un tablero y decía algo así como “usted es el tablero 19, le voy repasar la posición” y sin más le repetía las jugadas efectuadas. Y así otro y otro. Lo dicho. UN PRODIGIO DE MEMORIA.


¡CONGRATULETIONS! ¡POR FIN UNA COLABORACIÓN! Y ÉSTA HA VENIDO, COMO NO PODÍA SER MENOS, DESDE LO MÁS ALTO DEL CLUSS.

JORGE LUIS BORGES TAMBIÉN POETA DEL AJEDREZ



En su grave rincón, los jugadores
rigen las lentas piezas. El tablero
los demora hasta el alba en su severo
ámbito en que se odian dos colores.
Tenue rey, sesgo alfil, encarnizada
reina, torre directa y peón ladino
sobre lo negro y blanco del camino
buscan y libran su batalla armada.
Adentro irradian mágicos rigores
las formas: torre homérica, ligero
caballo, armada reina, rey postrero,
oblicuo alfil y peones agresores
No saben que la mano señalada
del jugador gobierna su destino,
no saben que en un rigor adamantino
sujeta su albedrío y su jornada.
Cuando los jugadores ya se han ido,
cuando el tempo los haya consumido,
ciertamente no habrá cesado el rito.
También el jugador es prisionero
(la sentencia es de Omar) de otro tablero
de negras noches y de blancos días.
En el oriente se encendió esta guerra
cuyo anfiteatro es hoy toda la tierra.
Como el otro, este juego es infinito.
Dios mueve al jugador, y éste, la pieza.
¿Qué Dios, detrás de Dios la trama empieza
de polvo y tiempo y sueño y agonías?

Actualidad ajedrecística del club y de la localidad.